Centro de desintoxicacion barcelona|desintoxicacion cocaina barcelona

BENZODIAZEPINAS

Las benzodiazepinas (BDZ) son los tranquilizantes menores mas comúnmente prescritos por los médicos para calmar la ansiedad. Son medicamentos psicotrópicos que actúan sobre el S.N.C, con efectos sedantes e hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes (relajantes musculares).[] Por ello se usan las benzodiazepinas en medicina para la terapia de la , insomnio y otros , así como las, abstinencia alcohólica y espasmos musculares. Tienen también aplicación en ciertos procedimientos invasivos como la endoscopía o dentales cuando el paciente presenta ansiedad o para inducir a sedación y anestesia. Las benzodiazepinas poseen propiedades anti-ansiedad y pueden ser usados para el manejo temporal de la ansiedad severa. Las BZD, por lo general, se administran por vía oral, aunque se pueden administrar por vía intravenosa durante un ataque de pánico. Un panel internacional de expertos en la farmacoterapia de la ansiedad y la depresión definieron el uso de las benzodiazepinas, especialmente en combinación con antidepresivos, como las principales drogas en la terapia de los trastornos de la ansiedad.;
Los consumidores de drogas estimulantes con frecuencia se administran benzodiazepinas para calmar su estado anímico. A menudo se usan benzodiazepinas para tratar los estados de pánico causados en las intoxicaciones por alucinógenos.

RIESGOS PARA LA SALUD Y DEPENDENCIA DE LAS BENZODIACEPINAS

Los efectos sedantes de estos psicofármacos se inician con un suave trastorno de la atención y la capacidad de concentración. Las BDZ afectan al individuo a nivel físico, mental y emocional: actúan sobre el cerebro inhibiendo la actividad del SNC., disminuyendo así la velocidad de transmisión neuronal., la velocidad de reacción y la coordinación muscular. Pueden producir también distintos grados de amnesia al bloquear la transferencia de información. Por su efecto depresor, alivian la tensión y la ansiedad, así como también inducen sensaciones de calma y relajación.
benzodiacepinas En función de la persona y la dosis administrada, las BDZ pueden provocar excesiva sedación, generando somnolencia, dificultades de concentración, debilidad a nivel muscular, dificultades en la coordinación, etc. Como efecto secundario esta sustancia puede producir también el efecto paradójico: aumenta el nivel de excitación y la persona puede mostrarse más agresiva. Esto se puede dar en pacientes con problemas psiquiátricos asociados.
Las BZD tienen un gran potencial para generar tolerancia y adicción. Con el uso prolongado de estas drogas el cerebro deja de producir su propia sustancia GABA (ácido gamma amino butírico, el principal neurotransmisor inhibitorio cerebral) y las BZD empiezan a manejar las funciones de este químico natural del cerebro. Por eso cuando se abandona el consumo de BZD, y sin las sustancias naturales que ha dejado de producir durante el consumo de la droga, el organismo sufre alteraciones que conforman un síndrome de abstinencia muy severo .La tolerancia y la dependencia de las BZD se crea con rapidez entre los usuarios de estos medicamentos, demostrando síntomas de abstinencia de las BZD en tan solo 3 semanas de uso continuo.
La sobredosis de benzodiazepinas, en particular cuando se mezclan con alcohol, pueden llevar a un estado de coma.
El síndrome de abstinencia de BDZ, al igual que el síndrome de abstinencia del alcohol, requieren siempre asistencia hospitalaria, puesto que pueden provocar la muerte del paciente.



Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en likedIn Compartir en google Compartir en yahoo