Category

Benzodiacepinas

Alcoholismo – Es una enfermedad hereditaria? La Penultima. Dejar las drogas.

By | Abuso de sustancias, Adiccion, Adicciones Psicologicas, Autores Colaboradores, Benzodiacepinas, hachis, cannabis, chocolate., La Penultima, Meta-Adicciones Noticias | No Comments

Alcoholismo – Es una enfermedad hereditaria?

Bebiendo

Componente genético aún no identificadoHay un creciente cuerpo de evidencia científica de que el alcoholismo tiene un componente genético, pero el gen real que puede hacerlo aún no se ha identificado.

Los estudios en animales de laboratorio, así como los sujetos humanos de la prueba indican que los factores genéticos juegan un papel importante en el desarrollo de alcoholismo, pero hasta qué punto sigue siendo un factor indeterminado.

Los hijos de alcohólicos son cuatro veces más propensos que otros niños de convertirse en alcohólicos, de acuerdo con la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, pero los factores ambientales podrían ser un factor en muchos de esos casos.

Estudios de la Familia, gemelos y de adopción han demostrado que el alcoholismo definitivamente tiene un componente genético. En 1990, Blum et al. propuso una asociación entre el alelo A1 del gen DRD2 y el alcoholismo. El gen es el gen DRD2 primer candidato que ha demostrado promesa de una asociación con el alcoholismo (Gordis et al., 1990).

Un estudio realizado en Suecia, seguido de consumo de alcohol en los gemelos que fueron adoptados como hijos y criados por separado. La incidencia de alcoholismo fue ligeramente superior entre las personas que estuvieron expuestos al alcoholismo por medio de sus familias adoptivas. Sin embargo, fue notablemente mayor entre los gemelos cuyos padres biológicos eran alcohólicos, independientemente de la presencia de alcoholismo en sus familias adoptivas.

Investigadores de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) están utilizando moscas de la fruta para encontrar las causas genéticas del alcoholismo, el Wall Street Journal. Según los científicos, moscas de la fruta Drosophila borrachos se comportan de la misma manera que lo humano cuando están borrachos. Además, la resistencia de la mosca de la fruta ante el alcohol parece ser controlado por el mismo mecanismo molecular que el de los seres humanos.

Hugo Bellen, genetista de la Facultad de Medicina Baylor en Houston, Texas, dijo que el estudio “sienta las bases para un enfoque genético para la disección de la aguda y, posiblemente, los efectos crónicos”, de alcohol en las personas.

En otro estudio científico criados selectivamente dos cepas de ratones: los que no son genéticamente sensibles al alcohol, y los que genéticamente son muy sensibles a el. Las dos cepas muestran un comportamiento muy diferente cuando se exponen a cantidades idénticas de alcohol.

Los ratones sensibles tienden a perder sus inhibiciones y pasar con bastante rapidez, ganándose el apodo de “dormilones”. “Duermen poco” son ratones que son genéticamente menos sensibles al alcohol. Parece que pierden menos inhibiciones, y toleran el alcohol durante más tiempo antes de que se desmaye.

“El consumo de alcohol está influenciado por una combinación de factores ambientales y genéticos”, dijo Gene Erwin, PhD, profesor de ciencias de la farmacéutica de la Facultad de Farmacia de la UC, “Este estudio indica que los factores genéticos juegan un papel más importante, y estamos intentando a comprender el poder de los factores genéticos. ”

Si el alcoholismo se puede remontar a un gen o de una combinación de genes, ¿cómo puede ser utilizada la información?

“Estos genes son de riesgo, no por el destino”, subrayó el Dr. Enoc Gordis, director del Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo. Agregó que la investigación podría ayudar en la identificación de los jóvenes en riesgo de convertirse en alcohólicos y podría llevar a los esfuerzos de prevención temprana.

La adicción no se cura con adicción. Cocaina. Alcohool. Benzodiacepinas.

By | Abuso de sustancias, Adiccion, Adicciones Psicologicas, Alcohol, Benzodiacepinas, hachis, cannabis, chocolate., La Penultima | No Comments

La adicción no se cura con adicción

 por La Penúltima

Bo Mathiasen

Más o menos rezaba así el titular de la noticia del domingo pasado en una entrevista para “El Espectador” de Bo Mathiasen, director de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudc). Donde trata de explicar que no se puede curar la adicción generando otra, y citaba: Cualquier tipo de intervención que se haga en salud debe tener una base científica sólida. No se usa a la gente para experimentos. En este caso, utilizar cannabis como tratamiento para alguien que tiene una dependencia problemática de cocaína, no tiene sentido. Por eso, en conjunto con la administración, visitamos España para conocer las experiencias del país ibérico en ese sentido. El tratamiento adecuado para un dependiente químico varía de acuerdo al tipo de sustancia que consume. Usar una droga para tratar la dependencia de otra, en mi experiencia, no es lo apropiado.

<!–more–>

A esto, habría que preguntarle al director de ONUDC, si él cree más apropiado tratar con sucedáneos opiáceos a los dependientes de heroína como actualmente se lleva a cabo en España, o si piensa que eso no es “tratar una adicción con otra“. Habría que preguntarle si cree prudente retenerlos en los PRD (Programa de Reducción de Daños) o centros de venopunción o narcosalas, donde se interviene al paciente cuando él no puede inyectarse para que lo haga un médico en su lugar (reducción de daños), y donde creen que es mejor que estén “controlados por los servicios sanitarios” y así los mantienen latentes durante décadas, en lugar de incorporarles a un PLD (Programa Libre de Drogas) donde, con un buen trabajo, podrían rehacer sus vidas.

Hemos escrito en cursiva la frase “tratar una adicción con otra” pues no es del todo correcta. Sabemos que hay diferentes receptores para la acción de distintas sustancias, pero denominar “distintas adicciones” al consumo de distintos tipos de sustancias no creemos que sea del todo correcto. Sabemos que la adicción es una, independientemente de la o las sustancias, sensaciones e incluso situaciones. Por eso, el mismo individuo que es adicto al sexo o a las compras compulsivas, lo es a las drogas o al juego, a pesar de que jamás lo haya experimentado.

Trataremos de explicarlo un poco mejor. En la clínica, resulta útil concebir las áreas neurales implicadas en la acción de las distintas drogas como sistemas neurales funcionales más o menos independientes (White 1996) en los que suceden procesos paralelos que dan soporte a los distintos aspectos de la experiencia del placer, de los estados internos, de las conductas y de los pensamientos que conforman la motivación. El circuito estriado-tálamo-cortical, por ejemplo, está implicado en funciones emocionales, motivacionales y de conducta social. El cortex insular regula la alimentación y emoción. El cortex cingulado anterior regula la atención, la emoción y el aprendizaje de asociación estímulo-respuesta. La amígdala tiene un importante papel en el aprendizaje de relaciones entre estímulos biológicos y señales y se relaciona con el cortex orbitario. El núcleo accumbens está relacionado con las dos estructuras anteriores, es el lugar de la acción de la cocaína y el lugar universal de las adicciones. El cerebelo se activa también por los reforzantes naturales y tiene un lugar fundamental en las alteraciones de la psicomotricidad que producen las drogas. El cortex frontobitario procesa información sobre estímulos reforzantes y aversivos. La interacción dinámica entre estas estructuras y las circunstancias del ambiente da soporte a fenómenos complejos que van mucho más allá del simple «registro de la actividad hedónica» y que se alteran de forma singular en la adicción a cocaína (Dackis y O’Brien, 2001).

Dispensario de Metadona

Por tanto, los distintos sistemas neurales que dan soporte a los distintos aspectos de la experiencia del placer son los mismos a pesar de que los receptores sean distintos. También sabemos que se podrían denominar “distintas adicciones” al tipo de adicción, pues no es menos cierto que, a pesar de ser la misma enfermedad hay distintos tipos y se clasifican, diagnostican y tratan independientemente ya que tienen una tipología diferente. Por eso, podremos denominar “distintas adicciones” a una adicción a sustancias y otra emocional. Es como una alergia; tener alergia es tener una enfermedad, pero no se aborda de la misma manera una alergia al polen que otra a la lactosa. Incluso, cuando se trata de una misma alergia al polen, hay distintas sustancias que lo provocan, pues existe alergia al polen de las gramíneas, a las oleas y a la parietaria, en ocasiones mohos, polvos y caspa de animales, y los diferentes tipos de reacciones alérgicas generalmente se clasifican según su causa, a pesar de ser la misma enfermedad.Esta reflexión nos podría dejar bastante claro lo que se viene haciendo con los drogodependientes tratados con drogas. A ningún médico se le ocurriría tratar a un paciente de alergia al polen con polen. En el caso del drogodependiente sí se aborda al día de hoy con drogas. Tratar de “curar la adicción con otra adicción” es llevarle a una muerte segura.

Alx

Enlaces:

http://www.elespectador.com/noticias/nacional/una-adiccion-no-se-debe-tratar-otra-articulo-443811

 

Psicofarmacos. Como destruyen los psicofarmacos. theantimedia.org

By | Abuso de sustancias, Adiccion, Benzodiacepinas, Meta-Adicciones Noticias, Sindrome de abstinencia | No Comments

Un estudio demuestra que los fármacos matan a más personas que todas las drogas ilegales juntas

Un nuevo estudio ha demostrado que los fármacos causan más sobredosis y más muertes que todas las drogas ilegales combinadas.
 
 
Según estadísticas del propio gobierno de EEUU, que se enumeran en la web del CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades), las muertes en EEUU relacionadas con los medicamentos se elevó a casi 23.000 durante el año pasado, lo que representa más de la mitad de las muertes por sobredosis totales en el país para ese período de tiempo .
Además, un estudio reciente llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Virginia, la Universidad de Arkansas, la Asociación Drug Free Kids, y el American Institutes for Research confirmó los peligros conocidos de abuso de fármacos.
El estudio concluyó que, “Los adolescentes varones con una alta necesidad de ser populares y los adolescentes en general parecen estar en un riesgo excepcional de abusar de medicamentos”
El estudio señala que los adolescentes son empujados al consumo de fármacos por el ambiente de alta tensión que se crea en las escuelas. Para ayudar a hacer frente a las tensiones de la vida adolescente, los médicos de EEUU aprueban frecuentemente el consumo diario de anfetaminas como Adderall o tranquilizantes como Xanax.
Un estudio realizado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Fármacos (NIDA) destacó este fenómeno, señalando que “La publicidad cada vez más agresiva de las compañías farmacéuticas inunda simultáneamente a padres e hijos con mensajes que aseguran que estas sustancias son seguras, populares y beneficiosas”.

Movil. Sexo on line. Diario de Salamanca. Adiccion al movil y ciber sexo.

By | Adiccion, Adicciones Psicologicas, Benzodiacepinas, Sindrome de abstinencia | No Comments

El Gobierno clasificará como adicciones el uso compulsivo del móvil y el sexo ´online´

El delegado para el Plan Nacional sobre Droga afirma que mantienen una “batalla permanente” contra el consumo de alcohol, tabaco y cannabis.

El delegado para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín, aseguró este miércoles en Salamanca que entre los retos actuales se encuentran conocer mejor y catalogar  las nuevas adicciones denominadas “sin sustancia como por ejemplo las que surgen alrededor de las nuevas tecnologías a internet y el uso del móvil, las compras compulsivas y la adicción al sexo on line.

ADICCIÓN ES UNA ENFERMEDAD DEL CEREBRO Y NO UNA DEBILIDAD.

By | Abuso de sustancias, Adiccion, Adicciones Psicologicas, Alcohol, Benzodiacepinas, hachis, cannabis, chocolate. | No Comments

ADICCIÓN ES UNA ENFERMEDAD DEL CEREBRO Y NO UNA DEBILIDAD 

– Directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EEUU. La directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA, por sus siglas en inglés), la doctora Nora Volkow, afirmó este sábado que la adicción es una enfermedad del cerebro, durante su intervención en el IV Congreso internacional de Patología Dual, que se celebra en Barcelona.
Los expertos reunidos en el congreso expresaron su interés en que se destierre la visión “conservadora” que asume la adicción como un problema de debilidad de carácter o vicio, y no como una enfermedad mental y cerebral; además, aseguraron que si se desconoce el trastorno mental que hay detrás del adicto, el fracaso de la terapia está “casi asegurado”.
“En las personas adictas existe un desajuste cerebral que afecta al funcionamiento de las áreas que permiten ejercer el control de los deseos, es decir, interfiere en la capacidad de dominar los impulsos. Sabemos que hay diferencias genéticas que determinan que una persona sea mucho más vulnerable que otra”, defendió el catedrático de Psiquiatría de la Universitat Autónoma de Barcelona, jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y presidente del congreso, el profesor Miguel Casas.
A este respecto, la doctora Volkow añadió que “la drogadicción es una enfermedad del cerebro, un problema médico que puede ser tratado y rehabilitado, como se hace con otro tipo de enfermedades que tienen que ver con el cerebro, como la epilepsia”, y alertó de que si los cambios cerebrales que explican las conductas adictivas del paciente no se atienden, éstas permanecerán.
Por otro lado, el profesor Casas apuntó que en la población adolescente la causa más prevalente de consulta son los trastornos por uso de cannabis, cuyo consumo en España es uno de los más altos de Europa. La Sociedad Española de Patología Dual alertó de que el consumo de cannabis, cocaína y drogas de diseño entre la población adolescente tiene un peso decisivo en el fracaso escolar y explica que entre el 25% y el 30% de ellos no terminen sus estudios, además de favorecer la aparición de enfermedades psiquiátricas en edades cada vez más tempranas.
“Respecto a la patología psiquiátrica, los trastornos que con más frecuencia se asocian en población adolescente son los denominados trastornos por conducta disruptiva, comportamientos inapropiados que no se ajustan a las normas socialmente aceptadas, seguidos por los cuadros depresivos”, alegó el director del congreso.
No obstante, los expertos recordaron que pese a que el consumo de sustancias suele asociarse a personas jóvenes, es un problema que no tiene límites de edad. “El trastorno más frecuente es el abuso o dependencia de fármaco hipnosedantes o ansiolíticos, así como los llamados ‘painkillers’ (analgésicos), muchas veces recomendados por el entorno del paciente y obtenidos de forma sencilla mediante prescripción médica”, comentó el profesor Casas, quien insistió en la importancia de la prevención y los programas específicos tanto en adolescentes como ancianos.
Fuente. Teinteresa.es